Martin Hey: visión de la fisioterapia del dolor en el Reino Unido

Martin Hey: visión de la fisioterapia del dolor en el Reino Unido


Mi colega y amigo Rafael Torres me ha pedido que aporte mi perspectiva sobre cómo se maneja el dolor en el Reino Unido en referencia a la contribución de la Fisioterapia, en unas 400 palabras. Estoy encantado de poder intentarlo, y espero que sea de interés y uso práctico:

IMG_0599

De manera creciente la fisioterapia se aleja de un modelo médico tradicional bastante rígido para explicar al dolor y teorizar el tratamiento, rehabilitación y recuperación basado en el tiempo de curación del tejido y los “niveles esperados de dolor con una relación lineal al grado de daño tisular patológico”. Este modelo ha sobrevivido durante un periodo prolongado de tiempo y ha ofrecido un abordaje demasiado simplista del dolor y la recuperación que en ocasiones nos ha funcionado bien.  Hace que conceptos complicados encajen en un modelo cómodo y previsible que está mejor enfocado a la lesión aguda que sigue un proceso de libro, simplista y afortunado hasta la resolución completa y libre de dolor. No obstante, como sabemos bien, algunos pacientes, a pesar de un tratamiento razonable, no logran llegar a la recuperación esperada a pesar de que persista un mínimo o insignificante dolor tisular patológico… y el modelo médico se queda pobre para discernir por qué ocurre esto.

El empleo de este nuevo modelo, el paradigma biopsicosocial, ha sido un proceso desafiante. Los compañeros que nos formamos en los años 70 y 80 antes del concepto reconocido de las Banderas Amarillas simplemente sabíamos anecdótica y experimentalmente que variables individuales basadas en las creencias aparecían de manera más fiable como indicativas de una mala recuperación que las respuestas a pruebas físicas estrictas aisladas. ¡En el Reino Unido ahora damos por sentado que los estudiantes de Fisioterapia que se gradúan tienen un entendimiento más que competente de la psicología de la salud y de la mala-salud a un nivel mucho mayor del que tuvimos nosotros nunca! Los terapeutas que ejercen ahora dependen mucho menos de la electroterapia y quizá se sienten menos atraídos a gurús icónicos que proclaman que una modalidad única de tratamiento puede servir para todas las situaciones. ¿Somos más rigurosos en nuestra búsqueda de la verdad sobre la práctica de cuidados de salud a medida que se ha ido aceptando la autonomía de nuestra profesión? A medida que ha aumentado el lado académico, ¿nos hemos convertido en profesionales más inquisitivos que se atreven a enfrentarse a las “verdades” aceptadas? Este cambio ha llegado a costa de menos horas de práctica clínica repetitiva, pero si nos hemos hecho más científicos en el proceso puede ser un pequeño precio a pagar por el beneficio de la profesión.

Ahora tenemos una caja de herramientas y habilidades mayor adaptada a la práctica actual en lugar de una dependencia excesiva en “calor, luz y masaje”. A medida que hemos dejado de estar tan obsesionados con los tratamientos “hands-on” que corrigen los que percibimos como desequilibrios en el tejido, algunas personas se han preocupado porque intentemos ser pseudo-psicólogos al intentar entender pensamientos, creencias y sentimientos de nuestros pacientes, más que fisioterapeutas. Lo que parece que la profesión está haciendo es tener éxito en abordar nuestras propias preocupaciones acerca de conectar con nuestros propios pacientes de una manera más humana y honesta, lo que en ocasiones puede ser desconcertante.

Aquí en el Reino Unido tenemos muchos modelos diferentes de provisión de servicios de dolor que varían desde el más tradicional, el contacto directo con un fisioterapeuta en un entorno ambulatorio, bien en un servicio médico de cirugía o un departamento de Fisioterapia en un hospital, hasta trabajo a través de MDT en unidades altamente especializadas que llevan programas de Manejo del Dolor domiciliarios, y muchos puntos intermedios.

Hay una tendencia creciente de utilizar habilidades de MDT para derivar a pacientes hacia el profesional más apropiado dentro de un equipo en el punto más temprano del camino de la referencia, y esto con frecuencia utiliza las amplias habilidades y el alcance de los fisioterapeutas.

Las habilidades de rehabilitación de fisioterapeutas se han convertido en requerimientos fundamentales para muchas Unidades de Dolor especializadas en grandes centros del Servicio Nacional de Salud, y un requerimiento definitivo para todos los centros regionales que a menudo están interesados en subespecialidades.

Algunos compañeros han ampliado sus habilidades pidiendo radiografías, RMN y TACs, otros ahora realizan de manera rutinaria inyecciones terapéuticas intraarticulares o de Botox para espasticidad problemática, prescriben medicamentos bajo Planes Clínicos de Manejo y evalúan la pertinencia de rehabilitación tras estimulación de la columna vertebral. Tales son los privilegios ganados a través de la autonomía profesional cuidadosa y controlada y una probada práctica segura.

De manera creciente, modelos comunitarios de “manejo desmedicalizado del dolor” centrados en el automanejo, mindfulness, aceptación y reacondicionamiento físico han atraído las habilidades del personal de Fisioterapia.

Es muy interesante ver que a veces el dolor y la fisioterapia se unen de manera irremediable únicamente a problemas musculoesqueléticos. Como sabemos, el dolor no respeta las fronteras clínicas, y es prevalente y problemático en Salud de la Mujer, Pediatría, Oncología, Neurología, Geriatría y Medicina General.

Los pacientes en el Reino Unido raramente buscan la ayuda de un fisioterapeuta por una pequeña rigidez articular o un desacondicionamiento gradual… Los ven porque el dolor está teniendo un efecto negativo en la función. Y cualquier compañero ahí fuera que atiende a este tipo de pacientes debe empeñarse en ser parte de la resolución de ese problema. Todos podemos marcar la diferencia.

 

Martin Hey CV 

 

Martin Hey lleva trabajando como especialista en el manejo del dolor desde 1997. Es secretario honorífico y vocal de la Physiotherapy Pain Association y miembro de la  Chartered Society of Physiotherapy, la British Pain Society, la IASP e impulsor de la iniciativa Map of Medicine NHS. Actualmente es jefe clínico de los servicios del dolor dentro del NHS Secondary Care Trust.

Podremos oírle hablar  en octubre en el III  Congreso Internacional de fisioterapia y dolor de Sevilla.

no comments

Este sitio usa Cookies para proporcionar una mejor experiencia al usuario, debe aceptar su uso para continuar Saber más

www.sefid.es utiliza la tecnología de “cookies” para poder rastrear las rutas seguidas por los usuarios de la página web, para realizar un registro de la actividad de los usuarios de la página web y para evaluar y mejorar dicha página con el fin de hacerla más útil para los usuarios. Mediante esta tecnología, sefid.es no registra información sobre cada usuario individual; por tanto, no guardará ni utilizará información alguna sobre usted. Le informamos de que puede configurar su navegador de tal forma que no acepte “cookies” o que le avise en el caso de que se envíen “cookies”.

Cerrar